CC.OO, sindicalismo basura.

Los trabajadores de la macroplanta de residuos sólidos de Ulea se encuentran indefensos ante la empresa, debido a una manipulación de la representación sindical, que ostentan, en nombre de Comisiones Obreras, tres personas allegadas al Partido Popular y que fueron impuestas desde la alcaldía del ayuntamiento de Ulea, según fuentes solventes. El regidor municipal, José Bolarín, impuso una lista que fue aceptada por el resto de trabajadores ante el temor a represalias y a perder sus puestos de trabajo. Los tres integrantes del comité de empresa, de CC.OO, son la mujer del alcalde, Soledad López Moreno, un destacado miembro del PP local, Juan de Dios López Martínez, y Jesús de la Cruz López García, hermano de la directora general de Juventud, del PP.

De esta forma se explica que no hayan salido a la luz numerosos accidentes ocurridos dentro de la planta, y las amenzas y la continua tensión a la que están sometidos los trabajadores que, además, tienen que votar al Partido Popular, porque de ello depende el futuro de su puesto de trabajo. Estos tres presuntos sindicalistas actuan con el beneplácito de Buenaventura Gómez, gerente de las instalaciones que gestiona CESPA.

Un paripé sindical del que queremos creer que desconocía el sindicato de clases. No obstante, el representante del sindicato, en su departamento de Actividades Diversas, Angel Garro, justificó la designación de estas personas porque "Comisiones Obreras es un sindicato plural y no mira las siglas políticas de sus afiliados". Asimismo, dijo que en sus visitas a la planta todo estaba en condiciones, aunque reconoció que para acudir "siempre hay que pedir cita previa".

VMPress informó meses atrás de la situación de los trabajadores y ofreció imágenes de algunos tratando con la basura sin guantes, mascarilla ni indumentaria profesional.

Además de accidentes menores, un trabajador ha perdido una pierna y otro un brazo, en los últimos meses, mientras que otra trabajadora contrajo hepatitis al pincharse con una jeringuilla durante la manipulación de la basura.

Migración: mentiras racistas y directivas xenófobas

En los últimos meses, y con la llegada de la más que anunciada crisis económica, se han agudizado los ataques de todo tipo contra un colectivo, el de los migrantes, a los que directa o indirectamente se les está haciendo responsables de toda una serie de problemas que tienen más bien su raíz en el sistema capitalista y neoliberal en que nos encontramos inmersos, donde prima la obtención de beneficios lo más rápido posible sin que importen los medios y sus consecuencias.
Así, en la prensa se señala continuamente a los inmigrantes como causantes del colapso del sistema sanitario o de las graves deficiencias del sistema educativo, no sólo a nivel de Canarias, sino de todo el Estado español. Para desmentir tales afirmaciones hay que decir que esta situación se produce tanto en aquellas autonomías que tienen un número mayor de personas foráneas, como en las que menos y que, si volvemos al caso del archipiélago, podemos hablar de una falta de planificación, previsión y responsabilidad a todos los niveles desde hace décadas que han llevado a la Sanidad canaria, e igualmente a la Educación, a los últimos puestos en calidad de servicio, sin que se haya mostrado capacidad en la cuestión sanitaria para ni tan siquiera absorber el crecimiento vegetativo de la población, así como el envejecimiento de un elevado porcentaje de la misma. Mientras que en Educación no se han hecho las inversiones y planeamientos necesarios para tener un sistema educativo público y de calidad.
Otra de las falacias que se está convirtiendo en dogma de la fe xenófoba es la de la importancia de la migración en el crecimiento de la población isleña por encima de la sostenibilidad. Lo cierto es que tal crecimiento ha sido incentivado por quienes dicen querer controlarlo, que en un juego de hipocresía han venido permitiendo la destrucción del territorio con nuevos y enormes complejos hoteleros, urbanizaciones para niveles elevados de renta, o infraestructuras como el puerto de Granadilla. Claramente se deduce que nada de esto va destinado a los migrantes, cuyo impacto en el aumento de la población en las islas es mucho menor del que se nos quiere hacer creer a fuerza de magnificarlo.
Igualmente se recogen una y otra vez declaraciones en las que se identifica a los migrantes africanos como portadores de enfermedades contagiosas, mentira que a fuerza de su repetición se está convirtiendo en un peligroso argumento para conductas racistas como las vividas en Garachico por el traslado de menores negros a esta población, o más recientemente en Las Canteras (La Laguna) ante la posibilidad de la instalación de una cárcel para migrantes o CIE en la zona. La responsabilidad de los medios de comunicación es sólo superada por la irresponsabilidad de las autoridades locales, isleñas y autonómicas en su desidia para desmentir tales barbaridades.
Por otro lado, planes como el de empleo del Gobierno de Canarias, que supone discriminar a la hora de cubrir un puesto de trabajo por ser de aquí o de allá, o el del gobierno de España de retorno "voluntario" de los migrantes en paro con derecho al cobro de prestaciones, vienen a señalar de nuevo al colectivo inmigrante como responsable de una crisis económica y de empleo que ha sido generada por el afán especulativo de las grandes empresas constructoras, inmobiliarias, bancarias, etc, con la complicidad de gobiernos como el canario, que sigue promoviendo la especulación salvaje de un suelo que difícilmente está al alcance de los bolsillos de trabajadores migrantes, por no decir también de muchos canarios y canarias. Esta complicidad se ha manifestado también en la cuestión de las relaciones laborales, donde la explotación ha reinado con todo el descaro empresarial, y que ha sido propia de un estado esclavista en el caso de los migrantes sin papeles. Y ya no hablemos de siniestralidad laboral, en cuyas estadísticas no aparecen gran número de los accidentes que les han sucedido y suceden a los esclavos del siglo XXI.
Por último, la aprobación de la Directiva europea sobre inmigración, que criminaliza a los migrantes, a los que se podrá encarcelar durante año y medio por serlo, restringiendo al mismo tiempo derechos básicos del ser humano, junto a la directiva de las 65 horas laborales, destructora de una de las más importantes conquistas sociales como es la jornada de 40 horas, y el Espacio Europeo de Educación Superior o Plan Bolonia, con el retorno a las políticas educativas elitistas y contrarias al derecho a la educación para todos, suponen el triunfo del planteamiento más derechista, más asocial y más restrictivo de derechos desde la caída del franquismo en España, del fascismo-nazismo en algunos países y del sistema soviético en otros. Mirar hacia otro lado, o considerar todo este tipo de directivas como necesarias, sólo contribuye a mantener el estatus económico y social de los sectores más favorecidos de la sociedad europea, los cuales disfrutaran cuando vean como los parias de esta tierra y los parias venidos de otras tierras acaben enfrentándose por la promoción del odio, del racismo y de la xenofobia que se está haciendo desde los círculos de poder. Pero que no se confíen, pues quien siembra vientos recoge tempestades.
Secretaría de Acción Sindical
S.O.V. CNT Tenerife

A propósito del paro del transporte: el papel de los autónomos en la CNT.

El pasado viernes, 13 de junio, la Secretaría de Acción Sindical del Comité Regional Centro publicó en la web de la Confederación un texto titulado “Reflexiones sobre el paro del Transporte”. El texto proporciona una interpretación en clave anarcosindical del paro patronal convocado por varias asociaciones de empresarios. Apoyándonos en las reflexiones de la Secretaría de Acción Sindical del CRC, que compartimos, queremos añadir un par de datos y reflexiones más.

Según los medios de comunicación burgueses, Julio Cervilla Sojo, el camionero atropellado y muerto en un piquete en Granada, era “asalariado de un autónomo”, es decir, de un patrón, de un explotador. Porque asalariado sólo se puede ser de un explotador del trabajo ajeno, con independencia del régimen de cotización a la Seguridad Social en que se adscriba el explotador. Está por hacerse la estadística de cuántos camioneros inconscientes han estado desperdigados por las carreteras de la región española haciendo el trabajo sucio a su jefe con una pancarta. En esta modalidad delirante de cierre patronal los asalariados no sólo se quedan sin trabajo y sin sueldo sino que, además, durante el tiempo que dura el paro forzoso, van a partirse el pecho en un piquete para reivindicar que el Estado aumente el margen de beneficios a su patrón. Mientras, las mismas patronales que convocan los paros presentan, en su pliego de quejas a la opinión pública, el coste de los salarios como una de las partidas que más les asfixian económicamente después del coste del gasoil.

La Secretaría de Acción Sindical del CRC hace un análisis que también compartimos sobre el interés del Capital en fomentar cierta clase de autoempleo. En sectores estratégicos, como es el caso del Transporte, se desarman de un plumazo a plantillas sindicadas y altamente reivindicativas con el simple procedimiento de convertir a los trabajadores en autónomos. En Madrid, tenemos el ejemplo sangrante de Seur aún fresco en la memoria de algunos compañeros del Sindicato de Transportes. Los que aceptaron rescindir sus contratos laborales y firmar contratos mercantiles con Seur se convirtieron de la noche a la mañana en esquiroles, reventando la huelga de los que se negaban a firmar. Los asalariados de ayer, unidos para la defensa común de sus intereses de clase, son los autónomos de hoy, compitiendo entre ellos en la jungla del libre mercado.Disentimos con el texto de la Secretaría de Acción Sindical del CRC en una cosa: nosotros no nos podemos solidarizar con “todos esos autónomos que lo están pasando mal”. Para empezar a solidarizarnos con ellos tendrían que renunciar a asociarse a ningún tipo de asociación patronal, como Fedatrans o Fenadismer (convocantes del paro), pero sobre todo tendrían que renunciar a explotar trabajadores en el presente y en el futuro.

Nosotros entendemos el autoempleo como la transformación de puestos de trabajo asalariado en puestos de trabajo autogestionados. El autoempleo, concebido como una actividad económica generadora de puestos de trabajo autogestionados, es un arma de doble filo contra el capital: instruye a los trabajadores en la gestión en común de los medios de producción, un conocimiento históricamente monopolizado por las clases privilegiadas, y puede actuar además como poderoso instrumento de financiación del anarcosindicalismo. Sin esta perspectiva revolucionaria e inconformista de nuestros empleos no nos diferenciaríamos mucho de los asalariados que se contentan con lo que marca la ley o el patrón sobre sus condiciones laborales.

Cada vez somos más los afiliados a CNT que trabajamos por nuestra cuenta. Si el papel específicamente revolucionario del asalariado cenetista dentro de la empresa capitalista es la difusión del anarquismo entre sus compañeros y compañeras de trabajo, el papel específicamente revolucionario del “autónomo” cenetista fuera de la empresa capitalista bien podría empezar por la difusión del anarquismo entre los trabajadores y trabajadoras autónomas sin asalariados. La CNT tendrá que dirigirse tarde o temprano a un colectivo, el de autónomos sin asalariados, que a últimos de 2007 sumaba 1.779.405 cotizantes a la Seguridad Social.

Un último apunte sobre el papel de los trabajadores y trabajadoras autónomas en la CNT: El modelo actual de “cooperativas de trabajo” está tan desprovisto de intencionalidad transgresora como los formularios que dan en las ventanillas de las Comunidades Autónomas para inscribirlas en el Registro. El futuro de la Autogestión pasa necesariamente por la creación de redes de producción y consumo basadas en los principios asamblearios y federalistas del anarquismo. Esta es una tarea que la CNT, como organización que aspira a la transformación social y económica, no puede dejar de lado. Los compañeros y compañeras “autónomas” de la CNT tenemos la responsabilidad de contribuir en la realización de esta tarea con toda la experiencia adquirida en el ejercicio de la gestión del trabajo.

Reflexiones sobre el paro del Transporte.

La situación del sector del transporte y, por ende, del paro que está llevando a cabo en la actualidad, está produciendo cierta desorientación a parte de la izquierda de este país. El problema es complejo y requiere visualizarlo desde varios puntos de vista para poder sacar unas mínimas conclusiones claras.

En primer lugar, creemos que es de recibo concretar el lenguaje y evitar así su prostitución (principalmente en los medios de comunicación) y que pueden llevar a equívoco a la opinión pública. Así pues, tendremos que negar que se le llame Huelga a lo que está siendo un paro patronal en toda regla. En esta línea tendríamos que preguntarnos dónde se encuentran los servicios mínimos que siempre tenemos que soportar la clase trabajadora en casi todas nuestras movilizaciones, convirtiéndose en su mayoría en abusivos servicios mínimos.

En segundo lugar, tendríamos que analizar ¿quién está parando? Podríamos decir que son los autónomos y las PYME´s del sector agrupados en una plataforma, pero siendo las asociaciones Fedatrans y Fenadismer las más combativas, pero que dentro del Comité Nacional del Transporte (CNTC) en su conjunto tan sólo tiene un 8% de los votos, mientras que la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM), que no apoya este paro patronal, ostenta el 66% de la representatividad en el CNTC.

De aquí se desprende dos cosas: la primera es la poca equitatividad del reparto de votos del CNTC, y en segundo lugar que las grandes empresas del sector no apoyan el paro; pero sí apuestan por iniciar una negociación con el gobierno para afrontar la “crisis” del sector. Más adelante veremos el por qué de esta actitud del CETM.

En tercer lugar hay que señalar que, sin lugar a dudas, los más perjudicados por las crisis económicas del capitalismo son los trabajadores asalariados y los autónomos, los unos por ser siempre el sostén en donde se apoya el gran capital para sufragar sus crisis económicas, principalmente vía regularizaciones y flexibilidad laboral o bien vía subvenciones estatales. Los otros, es decir, los autónomos, porque no pueden competir con las grandes compañías del sector; ya se sabe el principio del capitalismo: en la competencia el pez grande se come al chico.

Ha sido curioso observar cómo en los últimos 35 años el capital, bajo la bandera del neoliberalismo, ha desmantelado toda conciencia de clase y ha sido capaz de vertebrar un esquema de pensamiento único íntimamente unido a sus intereses particulares. Así en el horizonte del pensamiento ideológico y político de la gran mayoría de los ciudadanos, se aceptan los puntos de vista del gran capital para la ordenación de la vida en todos sus aspectos. De aquí deriva el ensalzamiento de los llamados emprendedores (ya no son patronos) equiparables en heroicidad y arrojo a los más grandes exploradores (Colón, Magallanes, Pizarro, etc). Se ha repetido hasta la saciedad, con sonrojante propaganda, que el patrón (me niego a utilizar la palabra emprendedor) es el motor de la vida, es el benefactor que te da empleo y que si ellos no tienen las arcas bien llenas, nosotros, los mortales trabajadores, no podríamos vivir sin su magnificencia y bondad.

Dentro de estos esquemas de pensamiento, el neocapitalismo apostó porque parte de la masa trabajadora pasase a esa clase de patronos. Se fomentó el autoempleo engañando con la idea de que la mayoría podría convertirse en grandes empresarios. Pero la realidad es otra y la autoexplotación es el pan de cada día, pero al contrario que los asalariados, los autónomos están obligados por su misma condición a defender los puntos de vista del gran empresario. Para el gran capital es una jugada perfecta, tiene unos autónomos que están supeditados a él mediante la competencia, incluso en muchas ocasiones los autónomos se convierten en unos trabajadores de hecho de la gran empresa, pero con la ventaja para el empresario que no tiene que poner los medios de producción, no tiene que pagar seguridad social, no les afectan las bajas laborales, etc.

Esta situación de autoempleo se ha fomentado alegremente en un sector estratégico como es el transporte, o ¿es que el gran capital, y por ende los gobiernos, iban a permitir un sector lleno de asalariados que podrían agruparse en organizaciones sindicales fuertes y poner en jaque a cualquier gobierno?

En cuarto lugar, retomando lo que antes comentábamos, la CETM no apoya los paros, porque en contra de lo que cacarean los medios de comunicación, el precio del petróleo no es la principal reivindicación. Tan sólo hay que leer su tabla reivindicativa en http://www.transportes.org, en donde se puede desprender que es la cuestión de los bajos precios a los que se ven obligados a trabajar su principal preocupación, debido a dos aspectos:

La práctica del dumping (práctica de comercio en la cual una empresa vende un producto en el mercado internacional a precio inferior al que se vendería en su propio mercado nacional para poder competir en el mercado internacional).

Los bajos precios que cargadores están ofreciendo aprovechándose de la competencia feroz derivada de la propia atomización del sector del transporte.

Por lo tanto, la subida del precio del petróleo sería tan sólo un factor que agrava esta situación de bajas tarifas golpeando directamente en el margen de beneficio.

De esta forma, la reivindicación choca con los intereses de las grandes compañías del transporte englobadas en CETM, que, dentro del contexto de crisis económica global, pueden competir en una situación de fuerza y reestructurar parte del sector eliminando parte de competencia representadas por las PYME´s, porque saben perfectamente que el autónomo no es peligroso, sino más bien beneficioso para su negocio como hemos visto antes. Así pues, la CETM sí que está dispuesta a entablar un diálogo con el gobierno en torno a ayudas fiscales y rebajas en el precio del gas-oil, pero no quiere oír hablar de la tarifa única porque ataca directamente a sus intereses.

En quinto lugar esta movilización también tiene un factor internacional, ya que los transportistas lusos andan en movilizaciones y se espera que para el lunes día 16 empiecen los franceses, por lo que la Unión Europea también está pendiente de lo que el gobierno español y portugués decidan.

El gobierno quiere mantener una posición de fuerza de cara al exterior, que es la que le corresponde tener, sobre todo para que otros sectores como el taxi, pescadores y agropecuario (estos dos últimos fuertemente subvencionados) radicalicen más sus posturas, aunque a éstos los tiene más controlados vía subvenciones y amenazas de liberalización de mercados.

Visto lo visto, es una situación complicada para el gobierno tanto en cuanto ya no hay ningún sector estratégico en manos públicas (transporte, energía, mas la creciente privatización de servicios públicos básicos). Pero el gobierno hará lo que tiene que hacer, o más bien lo que las grandes empresas del transporte le digan que haga. Amparándose en el libre mercado no aceptará la fijación de una tarifa básica e incentivará ventajas fiscales, pudiéndose dar que haya alguna medida relacionada con el combustible que beneficie al sector.

Ante este panorama, nosotros, los trabajadores de este país no podemos dejar de comprender e incluso solidarizarnos con todos esos autónomos que lo están pasando mal. Pero también es preciso recordar varios aspectos:

La crisis económica del capitalismo quien en mayor medida la está sufriendo es el trabajador: una inflación que no baja mientras la contención salarial sigue siendo el caballo de Troya de la patronal, el combustible sube para todos, aparte de una subida del Euribor que afecta a nuestra hipoteca, ya hemos apaciguado, en parte, la crisis financiera con la inyección de líquido del erario público al mercado financiero. Ahora, bajo el paraguas de la crisis, miles de empleos van a destruirse y varios Expedientes de Regulación de Empleo van a salir de los cajones para presentarse como inevitables, a no ser que aceptemos flexibilizar más aún nuestro precario mercado laboral.

Decía antes que podemos entender a los autónomos en su situación, pero no podemos hacer nuestras unas reivindicaciones que no son propias de los asalariados. Decíamos que la propia idiosincrasia del autónomo hacía que defendiera posturas cercanas a la patronal, y el hecho de ir de la mano de las PYME´s del sector crea recelos en la clase trabajadora. Habría que preguntarse varias cosas ¿Dónde están las reivindicaciones en la mejora de la situación del transportista asalariado?, ¿dónde se refleja una subida salarial o rebaja de jornadas para los asalariados? Aparte de que son las mismas PYME´s con las que nos enfrentamos en múltiples ocasiones por incumplimiento de convenios, despidos gratuitos, jornadas abusivas, etc., las que están presentes en este paro patronal.

Sea la que sea, la decisión gubernamental afectará negativamente a la clase trabajadora, ya sea mediante rebajas fiscales que tendrán que desviarse del gasto social, o bien imponiendo una tarifa mínima influyendo directamente sobre el precio de los productos, que una vez más tendrá que ser el consumidor quien acarree con esta escalada de precios.

Mientras que, tanto autónomos como trabajadores asalariados de cualquier sector, no tengamos la capacidad de visionar el problema en su conjunto, no podremos dar una solución válida a esta crisis económica que no ha hecho más que empezar. Y esa visión general, pasa ineludiblemente por cuestionar las propias bases del sistema económico capitalista. Atajar el problema con medidas que no vayan a la base del problema y que sólo mantengan la visión del capital no nos llevará a avanzar en ninguna dirección.

Secretaría de Acción Sindical y Social del Comité Regional Centro de CNT.

COMUNICADO DEL SOV DE CÓRDOBA

Salud Compañeres

La campaña de acción directa y solidaridad con el conflicto que manteníamos con la cadena de videojuegos GAME ha dado resultado y ha sido posible alcanzar un acuerdo con la empresa satisfactorio para el trabajador y para el sindicato.
La empresa cambió radicalmente de actitud esta semana , ante los actos de apoyo en la distintas tiendas GAME por parte de los sindicatos de la Confederación, pasando de negarse a cualquier tipo de acuerdo o negociación, a pedir un acuerdo a fin de conseguir el inmediato fin de las acciones.
La respuesta de los sindicatos a la petición de solidaridad con este conflicto ha sido muy positiva y efectiva, también el hecho de informar a la sede central de la multinacional en Londres de los hechos que motivaban el conflicto.
La empresa se ha visto sorprendida por el sindicalismo de acción directa practicado por la CNT y por la negativa a dejar la solución de este conflicto en manos de un juez, ni a considerar el acoso a un trabajador un tema menor.

CICLOS DE CINE EN JUNIO

DEFIENDO MI TIERRA
"Defiendo mi tierra" es un relato de la lucha pacífica de los 1.700 habitantes de Bilin, una pequeña localidad de Cisjordania, Palestina, por defender sus propiedades, sus tierras, sus cultivos de los ejércitos de ocupación de Israel.Hombres, mujeres y niños se emplearon a fondo para exigir, sin violencia, el desvío del muro que separaba sus viviendas de sus campos de cultivo, de sus rebaños y por tanto de su medio de vida.Esta barrera, el llamado “muro de Sharon” hace que amplias zonas de Cisjordania queden anexionadas a Israel y separa a los agricultores palestinos de sus tierras, de sus familias, de sus seres queridos… “Defiendo mi Tierra”, “Bilin, my love” en inglés, es un documental realizado en condiciones precarias que refleja con nitidez el drama de esas familias palestinas que viven atrapadas en el conflicto entre los suyos e Israel.En su lucha por defender sus vidas y escasos bienes, los campesinos de Bilin recibieron el respaldo de organizaciones pacifistas de Israel y otras partes del mundo. Y a finales del año pasado, la Corte Suprema de Israel les dio la razón y decretó que el muro que estrangulaba a Bilin fuera modificado a su paso por la aldea.Premios: Mejor película documental (Festival de Cine de Jerusalen, 2006), Mención de Honor (Festival de Cine de Rotterdam, 2007)
ZEITGEIST (SEGUNDA PARTE)
El documental está estructurado en tres partes. La primera es una exposición del cristianismo como un mito, un híbrido astrológico-literario. Este mito constituye el terreno abonado sobre el que pueden funcionar nuevos mitos en los que las masas crean ciegamente y así ser manejados con mayor facilidad. La segunda parte expone el funcionamiento de la propaganda y adoctrinación mediática, logrando que los propios ciudadanos acepten ser más controlados por sus gobiernos. La tercera sección habla sobre la geopolítica y economía global enfocándose en el monopolio del dinero (junto a la especulación financiera) y el gasto militar.


Primera parte: La historia más grande jamás contada: En la primera parte del documental se describen las similitudes que existen entre religiones antiguas y el cristianismo. Por medio de una serie de acontecimientos y fechas se relacionan las narraciones religiosas más conocidas con la descripción astrológica que los egipcios relatan sobre el dios Horus en forma de historia mitológica. Se hace hincapié en que ciertos atributos de mitos anteriores fueron copiados y atribuídos por los primeros cristianos al Jesús histórico.


Segunda parte: Todo el mundo es un escenario: En este capítulo se intenta demostrar que los ataques del 11S en Nueva York y los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres fueron en realidad perpetrados por algún grupo de poder de EE. UU.. Esta operación de bandera falsa estaría dirigida para conseguir el beneplácito de la sociedad estadounidense para iniciar las reformas necesarias que permitirían el comienzo de una serie de "invasiones" de puntos estratégicos como son Afganistán, Irak e Irán


Tercera parte: No prestes atención a los hombres detrás de la cortina: En el último capítulo se detalla el nacimiento del Banco Central, la evolución del sistema monetario y por último los supuestos fines de los hombres detrás de la cortina, que irían desde la implantación de chips RFID en todas las personas del planeta, hasta la declaración de un gobierno global. Es el capítulo donde a partir de la segunda mitad, específicamente en el tema sobre el futuro de la geopolítica, más se mezclan proyecciones sobre sucesos futuros sin el análisis histórico, siendo este capítulo el único que podría ser considerado con toques conspiracionistas, a diferencia de los anteriores que tienden más a la intrahistoria.
NOVIEMBRE
¡Cierren las salas, el arte está en la calle! Empujado por el grito revolucionario y un espíritu que todavía con-serva su barniz de idealismo, un joven Alfredo (Óscar Jaenada), decide crear “un arte más libre, hecho con el corazón, capaz de hacer que la gente se sienta viva”. Su concepto del teatro empieza más allá del escenario, se traslada a pie de calle, cara a cara con el público. Allí en una plaza cualquiera, en un parque o en la avenida más comercial de la ciudad, Alfredo y su grupo Noviembre comienzan la función: demonios que provocan a los paseantes, actuaciones de denuncia social, acciones llevadas al extremo que ponen en alerta a las fuerzas del orden público. No hay límites ni censuras, sólo hay ideas y todas valen si son capaces de conseguir que el espectador deje de ser espectador y pase a formar parte del guión; se sorprenda, se asuste, ría o llore. El teatro como la vida, la vida como el teatro… ya no hay diferencia.
EL CRIMEN DE CUENCA
El 21 de agosto de 1910, en el pueblo de Osa de la Vega, provincia de Cuenca, desaparece el pastor José María Grimaldos, apodado «El Cepa» quien fue visto por última vez en la carretera que une Osa de la Vega con Tresjuncos. La familia de «El Cepa» denuncia la desparición y en las pesquisas judiciales la madre, Juana, denuncia a sus dos compañeros Gregorio Valero y León Sánchez de matarle para robarle el importe de la venta de unas ovejas. A finales de septiembre el juez municipal de Osa de la Vega remite las diligencias al juzgado de Belmonte que abre el sumario 94/1910. Tras pesquisas y diligencias este juzgado sobresee la causa en septiembre de 1911.

En 1913 llega un nuevo juez a Belmonte, Emilio Isasa Echenique, quien al poco tiempo, influenciado por el cacique local y diputado de derechas Contreras, decide reabrir el sumario. Por orden del nuevo Juez,los acusados son detenidos y torturados por laGuardia Civil, declarándose ellos mismos autores del crimen, aunque nunca aparece el cuerpo de la víctima. Se prolongan las diligencias judiciales durante años y el caso es remitido a la Audiencia de Cuenca donde el fiscal pide la pena de muerte para ambos acusados. Finalmente, el 25 de mayo de 1918 el jurado popular declara a los acusados culpables del asesinato y la sala los condena a 18 años de cárcel. Por aplicación de indultos ambos salieron de la cárcel en libertad condicional el 20 de febrero de 1924 habiendo sufrido en total once años de prisión, cinco en Belmonte y seis en penales tras la sentencia judicial.

A primeros de 1926, dos años después de haber recobrado la libertad los procesados, el cura párroco de Tresjuncos recibió una carta del cura de un pueblo cercano en la que le pedía la partida de bautismo de José María Grimaldos «El Cepa», quien vivía allí y deseaba contraer matrimonio. En ese momento se pone en evidencia la inocencia de los que fueron condenados

Resultados de la Reforma Laboral.

A mediados de junio del 2006 tenía lugar la publicación en el BOE del Real Decreto-Ley 5/2006 que aprobaba la última reforma laboral de este país. Por primera vez, se jactaba el Ministro de Trabajo Jesús Caldera, que los agentes sociales y la patronal de mutuo acuerdo suscribían un pacto que iba a poner fin a la precariedad laboral y al abuso de los contratos de duración determinada. Para ello, en dicho acuerdo se recogía una batería de medidas de “fomento de empleo”, o sea, rebajas en las cotizaciones a la Seguridad Social para los empresarios.
Dicho Real Decreto-Ley sería convalidado en diciembre de dicho año por la Ley 43/2006 para la mejora y el crecimiento del empleo. Así le llamaron.
Esta semana, el nuevo Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, hacía público que el índice de precariedad en este país (número de contratos de duración determinada), había alcanzado un mínimo histórico: 31,4% (y ello, sin contar con el empleo sumergido, algo de lo que este país puede presumir en Europa).Este es el resultado de la reforma laboral: del 33% pasamos al 31,4%. Si tenemos en cuenta que en el entorno de la UE la cifra está por debajo del 15%, entonces:¿qué han negociado los burócratas de la UGT y CCOO?
Cuando en el año 2005 se inicia el diálogo social que llevaría a cabo la negociación de la última reforma laboral, Jesús Caldera respondía en la prensa que España nunca se colocaría en las cifras de la UE en precariedad, debido a que los sectores económicos de este país necesitan trabajadores temporales. Debe ser que en los demás países no hay hostelería, ni construcción, ni transportes, etc.
Para ello sindicalistas de salón y políticos están de acuerdo en que para aminorar los índices de precariedad, hay que subvencionar a los empresarios para que transformen los contratos temporales en indefinidos.
En CNT lo tenemos muy claro: la precariedad laboral no se combate con medidas de fomento de empleo, sino eliminando la contratación a la carta que hay en este país, es decir: el fraude de ley legalizado.
Si el origen de la relación laboral es el contrato de trabajo, y este contrato es suscrito por dos partes desiguales, puesto que una es más débil (trabajador) que la otra (patrón), si la legislación laboral no cumple con su función de proteger a la parte más débil, impidiendo que la patronal pueda contratar y rescindir ese contrato cuando y como quiera, nos encontraremos con que la patronal va a abusar de ese privilegio para chantajear al trabajador a la hora de realizar su prestación laboral, pues si no aceptas las condiciones que se te imponen, se te rescinde el contrato sin que ello suponga un problema para el patrón.
Este chantaje va a operar en todos los institutos laborales: salarios, jornada laboral, seguridad e higiene, ritmo de trabajo, participación colectiva, etc.
El índice de siniestralidad laboral es la consecuencia más evidente de esta precariedad. Sucede más en los sectores y empresas piratas. No se trata de un hecho fortuito, sino de un hecho derivado de la explotación.
Por muchos fiscales o inspectores de trabajo que se nombren para velar por la normativa de seguridad laboral, mientras no se elimine el poder que tiene la patronal en la contratación: todo seguirá igual. Por eso nuestros compañeros en el pasado controlaban desde el sindicato la contratación con bolsas de trabajo y difundiendo la contraseña: niégate a trabajar sin la contraseña sindical.
Quien controla la contratación, controla toda la relación laboral, tanto en un plano individual como colectivo. Eso la patronal de este país (aves de rapiña) lo sabe muy bien, y no está dispuesta a cambiar aunque le subvencionen enteramente el contrato.

Que ¿qué han hecho UGT y CCOO otra vez? Lo único que saben hacer: Ni mejorar ni hacer crecer el empleo, sino darle de ganar al patrón, para que mejore su competitividad… a cambio de prebendas y canonjías.

¡Abre los ojos!

En lo que va del año 2008, tenemos noticias de 29 personas muertas bajo custodia, o en el transcurso de operaciones policiales: La última, el 3 de abril de 2008, en un calabozo de la Comisaría de Policía Nacional de León.

Estas cifras son las conseguidas por diversas fuentes, nunca por las oficiales, lo que quiere decir que a buen seguro habrá otras que no conozcamos. No existe “alertas” para los fallecidos bajo custodia del Estado, a diferencia de las fallecidas por violencia machista, o de ETA, por ejemplo. Desde el 1 de enero de 2001, el número que conocen las asociaciones agrupadas en la Coordinadora para la Prevención de la Tortura, de personas que han muertos en estas circunstancias asciende a 576.Policía Nacional (4), Guardia Civil (5), Policía Local (0), Ertzaintza (1), Mossos d’Esquadra (0), Prisiones (19), Total (29).

A todos nos impresionaron las imágenes de tortura en las cárceles irakíes, practicadas por los militares invasores, el acuerdo social de repudio fue y es ampliamente denunciado desde todos los grandes medios de comunicación. Igual ha sucedido con los episodios sistemáticos de tortura en Guantánamo, repudiamos la tortura y la pena de muerte porque eso es lo que se espera en este tiempo y en este modelo de sociedad occidental.

En las macrocárceles españolas y otros centros de detención, esas que tanto ensalzan y alaban las ong’s, sindicatos, partidos políticos, etc.…, durante los dos primeros meses del año, han muerto violentamente 21 personas, en muchas ocasiones ni su propia familia sabe la causa, más allá de la certificación oficial “parada cardio-respiratoria” ósea, que se paró el corazón y se dejó de respirar, causa común de cualquier fallecimiento. Y siempre la culpa es de la víctima, sobredosis de drogas que, paradójicamente, suministra los propios servicios médicos de los centros de reclusión, suicidio, SIDA y otras enfermedades.

Pero, ¿quién exige responsabilidad a los que tienen que cumplir el mandato de “salvaguardar la integridad física y psíquica, la salud y la vida de las personas privadas de libertad” que enuncia la Constitución de 1978 y la Ley Penitenciaria? ABRE LOS OJOS. ¿Qué es más importante para ti, la vida o la libertad de una persona? Y… ¿tiene el mismo valor toda vida humana?

En esos mismos grandes medios de comunicación rara vez se informa más allá de la crónica local de estos fallecimientos violentos. No interesa: el responsable siempre es el poder, el Estado, que tiene que velar por la integridad, la salud y la vida de las personas privadas de libertad. En muchas ocasiones incluso se llega a mancillar al torturado, al fallecido, acusándolo de cualquier aspecto de su vida privada para trasladar la culpa de los torturadores a sueldo del Estado y de las instituciones represivas de justicia a la víctima, baste como ejemplo el del agricultor de Almería que entró a pedir ayuda a un cuartel de la guardia civil y perdió la vida allí, tras recibir una brutal paliza. Resulta que la causa según los ejecutores y las instituciones que los protegen, de su muerte era que consumía cocaína…pero ¿hubiera muerto si no hubiera entrado en aquel cuartel?
Muchos ciudadanos de bien prefieren no ABRIR LOS OJOS y lavar la conciencia con la infamia oficial. Preferimos no profundizar en las respuestas, no ABRIR LOS OJOS, el poder y el Estado con sus instituciones corren en auxilio de una sociedad inoculada de grandes dosis de miedo, que culpan, pero no solucionan. Preferimos acallar nuestras conciencias con el no saber, no abrir los ojos al sufrimiento humano estéril que ocasionan a nuestros vecinos y hermanos en las cárceles y otros centros de detención, preferimos pensar que la tortura y el asesinato de Estado suceden lejos…en Irak o en Guantánamo.

Tenemos que aprender a ABRIR LOS OJOS a la realidad de maltrato, tortura, abandono y muerte que el poder ejecuta en nuestro nombre contra seres humanos.

¡¡LAS CÁRCELES SON CENTROS DE EXTERMINIO!!!

Juanma Rodriguez Duran

Con nuestra sangre amasan sus fortunas

CNT

Se rompió la "racha" de la que se congratulan en sus comunicados los sindicalistas profesionales. "Racha" a la que pone fin la muerte de un compañero, el martes 27 de mayo, arrollado por un tren en el término municipal de Santa Cruz de la Zarza. 44 años rotos por un accidente en el puesto de trabajo, y otra vez con los recurrentes pasos a nivel (lacra donde las halla) mezclados. Vaya por delante el más sentido pésame por parte de toda la Confederación Nacional del Trabajo a los familiares, amigos y compañeros de trabajo de este obrero, así como a los de los 4 trabajadores muertos estos días en las obras del "Nuevo Mestalla" en Valencia.

Decimos "racha", así entrecomillado, porque a estos sindicatos "mayoritarios" que nos ha tocado sufrir obvian (al igual que las administraciones) la constante sangría que suponen los accidentes in itinere. Recordamos al trabajador agrícola muerto en Noves el 14 de enero; el joven de Velada muerto en la carretera cerca de Talavera el 13 de febrero; los dos fallecidos en el término municipal de Lillo, también en febrero; la mujer de 31 años, vecina de Los Yébenes, trabajadora de una empresa sonsecana de punto, fallecida en otro accidente laboral más con múltiples trabajadores heridos; etc., etc., etc…

Porque son más los accidentes en trayecto de los que no tenemos noticia. Trabajadores todos ellos obligados a desplazarse de su lugar de residencia para ganarse la vida, en muchos casos realizando trayectos de gran cantidad de kilómetros que prolongan las jornadas laborales en horas incluso.
Para todos estos accidentados no hay demostraciones, cara a la galería, de delegados de estos sindicatos antes mentados, como la celebrada el pasado 28 de abril en Toledo con motivo del Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Para la CNT no valen días internacionales, ni minutos de silencio. Son días de lucha, autoorganización obrera y gritos de indignación los que hacen falta para ir parando esta sangría.
¡BASTA DE ACCIDENTES LABORALES!