CNT se descarga música en la puerta de la SGAE


Debido al proceso judicial, la militancia confederal está sin blanca y ya no puede comprar discos.

El proceso judicial iniciado por la Sociedad General de Autores y Editores contra la Confederación Nacional del Trabajo, debido a un comunicado crítico hecho público por esta última, está haciendo estragos en los bolsillos de sus afiliados y afiliadas. La campaña de autodefensa, los gastos en abogados, etc. son sufragados por la afiliación, ya que CNT es el único sindicato que no recibe ni quiere subvenciones del Estado, con el fin de salvaguardar su independencia y su coherencia. Los y las cenetistas, por lo tanto, no cuentan ya con dinero para comprar discos en las tiendas, y se ven obligados por la SGAE a recurrir al ‘top manta’ o las descargas en internet, que precisamente son elementos combatidos por Teddy Bautista y el resto de la compañía.

Para mostrar los nefastos efectos que tienen las demandas de la SGAE sobre sí misma, el pasado sábado 27 de septiembre un grupo de militantes anarcosindicalistas se reunió frente a las puertas de la SGAE en Madrid para descargar música de conocidos servidores de internet.
Se informó al vecindario y se oyó música en la calle desde los ordenadores de los asistentes en esta acción plenamente legal. Una participante explicó: “Respetamos tanto la ley que íbamos a poner una canción de Ramoncín, y al final no lo hemos hecho para no perturbar el orden público”.

www.cnt.es

LOS ACCIDENTES LABORALES, UNA LACRA INADMISIBLE


El panorama que tenemos y que se nos presenta a todos aquellos que nos ganamos el pan de cada día con el sudor de nuestra frente, podría, como poco, adjetivarse de desolador.

El capital ha perfeccionado sus métodos de explotación pero también ha estado utilizando técnicas que parecían ya olvidadas. En la mayoría de empresas se ha vuelto a configurar un ambiente laboral más propio del s. XIX en donde el despido arbitrario, acoso laboral, remuneraciones por debajo de convenios, aumento de la jornada de trabajo y la coacción que existe para no poder ejercer nuestro elemental derecho de libertad sindical están a la orden del día.

Por si fuera poco, la alta burguesía autoproclama una crisis económica de consecuencias desastrosas, que es utilizada como excusa para dar una vuelta de tuerca más y lanzar una dura ofensiva contra los derechos de los trabajadores: aumento de desempleados, congelación e incluso bajada de sueldos, legalización del aumento de jornada hasta las 65 horas y un largo etc. que nos da ese marco que adorna nuestro oscuro presente y configura un futuro de muchas sombras.

Dicho esto, hay una agresión mucho más violenta, que de forma sigilosa entra en nuestro día a día hasta que se presenta con toda su fuerza y desolación; nos estamos refiriendo a los asesinatos, perdón, accidentes laborales.

No es mi intención el marear con números, pero me gustaría poner encima de la mesa algunas cifras que son ilustrativas. Siguiendo las estadísticas facilitadas por el propio Ministerio de trabajo en el año 2007 se registraron 1.022.067 accidentes con baja (initínere incluidos), de los cuales 1.167 fueron mortales y 10.441 fueron catalogados de graves. Estos datos arrojan una media de 3´19 trabajadores perdieron su vida al día durante el pasado año. A estas cifras tenemos que hacerle un par de apuntes:

En primer lugar hay que recalcar, que estos números son los suministrados por el propio Ministerio de trabajo, ya que hay otros estudios estadísticos que elevan estas cifras.

En segundo lugar, hay que considerar que el número total de accidentes, en especial los catalogados de leves es sensiblemente mayor, ya que aquí no se incluyen aquellos accidentes que no causan baja, que puede ser debido a la poca gravedad de la lesión o que por distintos factores e irregularidades no se de la baja. Aquí incluimos trabajadores sin contrato, trabajadores inmigrantes ilegales, presiones del propio empresario o incluso la reticencia en muchas mutuas a dar bajas.

Aparte de los accidentes laborales, tenemos que tener en cuenta las enfermedades derivadas del ejercicio de nuestra profesión, algunas causantes de minusvalías o incluso terminales. En este apartado las cifras recogidas bailan considerablemente debido al tortuoso camino con infructuoso final que supone el reconocimiento del origen laboral de la enfermedad. Aún así, es indicativo el informe que publicó el ISTAS que decía que 16.125 murieron en 2004 por enfermedades que tenían su origen en su actividad laboral.

Pero estos datos no aparecen porque sí, el origen de esta situación es variado. En primer término tenemos una legislación de Riesgos Laborales que en líneas generales puede ser útil para solucionar el problema si se aplicase con rigurosidad. Ahora bien, nos encontramos, como con toda la legislación laboral, un enorme hueco abierto entre lo teórico de la ley y la praxis en las empresas. Si nuestro cuerpo legislativo deja a los sindicatos como meros entes corporativos cuya única función es la de denunciar y advertir de las irregularidades, entonces el peso de corregir esas irregularidades y de imponer las pertinentes sanciones corre de parte del entramado estatal, mediante la Inspección de Trabajo y la vía judicial en aquellos casos en los que fuese necesaria su intervención.

A todas luces, este sistema es, ha sido y será un rotundo fracaso. Primero porque los medios de los cuales se dota el Estado para hacer cumplir la ley son escasos y con pocas, o irrisorias, atribuciones sancionadoras. Obviamente esto denota el nulo interés del Estado en la solución del problema, situándose de antemano de la parte empresarial y colaborando con ésta en la flexibilización de las condiciones de trabajo. Por otro lado, el papel jugado por los sindicatos oficiales es cuanto menos inútil. Ya que el modelo sindical de participación en las estructuras sindical-estatal les deja desprovistos de su utilidad, porque no pueden, ni quieren, ejercer como herramienta de la cual se dotan los trabajadores para, no sólo denunciar, sino para imponer su criterio a la parte empresarial mediante la organización y movilización de los mismos. De hecho, un ejemplo demostrable, es que cualquier persona puede poner la denuncia respectiva en los juzgados aparte de cualquier sindicato, por lo tanto su papel queda reducido, minimizado y en definitiva desnaturalizado.

De la parte empresarial poco podemos decir, después de dos siglos de capitalismo quien no vea que el único interés por parte del capital es obtener mayores beneficios, es que no quiere verlo. Que si para recorrer ese camino se pierden algunas vidas humanas, se anotan las cantidades de indemnizaciones en el campo de gastos y punto. Para el capital somos simplemente mercancía, que como cualquier otra mercancía a veces se rompe y hay que sustituirla. Un ejemplo es el hecho de que por llegar tarde 5 minutos al trabajo te endosan faltas que pueden llevar al despido, pero si el trabajador incumple algún procedimiento de seguridad, o bien el empresario no dice nada o a lo sumo se solventa la situación con una reprimenda.

Pero lo que indigna y llama la atención es el papel jugado por los sindicatos oficiales, los cuales se dedican a perder el tiempo en comisiones de seguridad, a firmar mil acuerdos con las empresas y administraciones públicas que no tienen ninguna incidencia sobre la realidad, justificando así su papel y llevándose de paso unas cuantas horas de liberación, alguna que otra dieta y cursitos de seguridad con buena dotación económica, en donde te enseñan cuatro cosas básicas generales, pero que ni siquiera ves que se apliquen en tu centro de trabajo. Curioso, por no decir vergonzoso, es el hecho de que CCOO y UGT convoquen de vez en cuando concentraciones junto a la patronal para protestar contra la siniestralidad laboral, cuando el 92´2% de los accidentes se producen en el sector privado.

Los accidentes laborales representan una lacra que desde CNT siempre hemos tenido muy presente en nuestras reivindicaciones, tanto en nuestras secciones sindicales como en los conflictos colectivos que presentamos. La seguridad ha sido y sigue siendo la reivindicación principal de nuestro sindicato y el eje del resto de reivindicaciones que presentamos en nuestros conflictos con la patronal.

Por todo ello y para que sirva de recordatorio a patronal y gobierno convocamos desde la Regional Centro de la CNT una manifestación en Toledo el próximo día 4 de octubre a las 18´00. Tendrá como salida la plaza de toros y finalizará en la plaza Zocodover.
Hacemos un llamamiento a todos los trabajadores que puedan acudir para que ese día nos encontremos allí y se oiga con fuerza nuestra voz, porque tan sólo mediante la lucha y la fuerza podremos hacer cambiar esta sangría que hoy en día nos afecta a toda la clase obrera.


Secretariado de Acción Sindical del Comité Regional Centro CNT


El curso académico se inaugura con el personal de mantenimiento de la UPO en huelga


En la mañana del viernes 26 de Septiembre un buen grupo de militantes de la CNT de Sevilla acudió a la Universidad Pablo de Olavide a solidarizarse con sus compañeros del servicio de mantenimiento de la universidad, en huelga indefinida desde el pasado día 15 de Septiembre.

Tras el recorrido acostumbrado, informando a estudiantes y trabajadores de la Universidad de los motivos de la protesta y haciéndose notar con el uso de la percusión, apareció el señor rector acompañado de su séquito a comentar a los trabajadores y a los solidarios que lo que estaban haciendo era “terrorismo” (terrorismo intelectual, aclaró luego) y que con su actitud le estaban “faltando al respeto a la comunidad universitaria”, porque ese día era muy importante para ellos y no podía admitirse que lo reventaran por una protesta laboral.

Los compañeros, educada pero firmemente, le comentaron que terrorismo era la situación a la que les había abocado ISOLUX-CORSÁN y que bastante respeto habían mostrado a quienes no tenían ninguno hacia ellos (la empresa). Exigieron asimismo al rector que no se lavara las manos y que tomara cartas en el asunto, haciendo uso de sus competencias. El rector, visiblemente nervioso, se comprometió a estudiar las irregularidades de la empresa y a conseguir a la mayor brevedad posible una reunión donde estuvieran representadas las tres partes (rectorado, empresa y huelguistas). Por lo cual, en una asamblea improvisada se tomó el acuerdo de abandonar nuestras armas musicales (tambores y cacerolas), y el resto de la jornada se estaría repartiendo panfletos a la comunidad universitaria, como a los participantes al evento; pero también le respondimos que la CNT siempre respeta la palabra dada, pero lo que no acepta es que se la tome por tonta y que procurará que se cumpla el compromiso.

Acto seguido, nos concentramos en la puerta del recinto donde se celebraba solemnemente el acto de inauguración del curso universitario, con la presencia de las “fuerzas vivas” de la ciudad, para recordarles que en la Universidad Pablo de Olavide hay trabajadores con dignidad que continuarán en huelga hasta haber conseguido sus justas reivindicaciones.

Galería de fotos


A continuación se reproduce el contenido del panfleto repartido a la comunidad universitaria:

LA SECCIÓN SINDICAL CNT-ISOLUX EN LA UPO INFORMA

El conflicto planteado por los trabajadores de mantenimiento en la Universidad Pablo de Olavide de la empresa ISOLUX-CORSÁN es la manifestación de nuestro malestar por la falta de diálogo de la empresa y la nula intervención de los responsables de la Universidad para poner fin a esta situación.

Entendemos que la universidad no puede consentir la irresponsabilidad de ISOLUX, que pretende provocar un conflicto aún mayor. Nuestras reivindicaciones son absolutamente asumibles por la empresa: cumplir el convenio provincial y el pliego de condiciones, que incumple sistemáticamente.

La excusa de que las cuentas no les salen es inaceptable y no seremos los trabajadores quienes las paguemos con nuestros derechos. Sabemos que la universidad también es responsable de este conflicto y que nosotros no vamos a convertirnos en rehenes de nadie.

Si la universidad tiene que rescatar el servicio, que lo haga. Si ISOLUX, como dice, pierde dinero, que se vaya; pero no podemos pagar los trabajadores los platos rotos de la situación que entre los dos han creado.

Pedimos sensatez y responsabilidad, así como sentarnos en la mesa de negociación para llegar a un acuerdo

CNT-AIT de Sevilla

ACCIDENTE LABORAL: TERRORISMO PATRONAL

4 Muertos al día es la media de accidentes mortales en el trabajo registrada en España.

Un simple número en la estadística, hechos que apenas aparece en la prensa. Las cifras hablan por si solas. En la actualidad esta es la mayor lacra que está sufriendo la clase trabajadora, es un terrorismo encubierto que practica el capitalismo diariamente. Tanto es así que en el mundo se producen más muertes en el trabajo que en las guerras.

Mientras seguimos sumando muertes, el Gobierno ha puesto en marcha un programa de Seguridad y Salud en el Trabajo para el período del 2007 al 2012. Un programa, dicen, "para reducir el coste humano, social y económico que suponen los accidentes de trabajo" y que contará, entre otras medidas, con la intensificación de las labores de la Inspección de Trabajo en aquellas empresas que registren un porcentaje mayor de accidentes.

Desde CNT denunciamos que esto no es suficiente, como se ha podido ver en el arranque de este nuevo año. El ritmo de muertes continúa imparable, y las denuncias a la inspección de trabajo se acumulan sin que el plazo de resolución se vea reducido.

Tanto las campañas de concienciación diseñadas por el Ministerio de Trabajo como la propia legislación inciden de manera exclusiva en las condiciones materiales en las que se debe desempeñar el trabajo. De tal forma que cuando sucede un accidente sólo se verifican si el trabajador/a o la empresa cumplían con sus obligaciones al respecto; pero lo cierto es que hay otros factores que influyen directamente en la seguridad laboral.

Por ejemplo: las horas extras a las que "se obliga" a trabajar a muchas personas, la proliferación de la temporalidad (ETT’s o subcontratación), los contratos basura o las prisas a las que se somete a otro buen número de empleados/as. También nos afectan los bajos salarios (muy por debajo del coste de la vida en algunos sectores), que a veces nos empujan a desempeñar otro empleo paralelo para llegar a final de mes y los chantajes de las exigencia de que se depuren esas responsabilidades y de que se acabe con el sistema que origina tales crímenes, que hace del trabajo algo precario y en el cual estamos expuestos constantemente a accidentarnos.

En definitiva, ir dando pasos hacia esa sociedad que deseamos, donde no tenga cabida la explotación ni el sufrimiento.

MANIFESTACIÓN CONTRA LOS ACCIDENTES LABORALES



MANIFESTACIÓN CONTRA LOS ACCIDENTES LABORALES

La impunidad empresarial

Actualmente estamos viviendo un período de crisis económica que está afectando gravemente al empleo, siendo el sector de la construcción el que más está padeciendo sus consecuencias como no podía ser menos dado el crecimiento artificioso del volumen de trabajo que se produjo en toda la década anterior, alimentado sobre todo por la especulación urbanística y bancaria, pues ambas han ido unidas para aprovecharse de la demanda de viviendas mediante el alza de precios de las mismas y la bajada de tipos de interés para "compensar" tal subida y hacer caer en sus redes a un mayor número de personas.

Esa situación anterior de desmesurado crecimiento del sector de la construcción supuso la creación de miles de puestos de trabajo, de los que un escaso porcentaje podría definirse como "de calidad" (contratos indefinidos, reconocimiento de derechos laborales y sindicales, salarios superiores a los recogidos en Convenio, etc), y siendo la mayor parte de este empleo eventual, precario y caracterizado por toda una serie de trampas y chanchullos que un elevado número de trabajadores aceptó cegados por la promesa de salarios elevados.

Lo cierto es que esto último si se cumplió, pero no de la forma que realmente hubiese beneficiado al trabajador. Así, si bien un peón ha podido llegar a cobrar 1800 € al mes (e incluso más), ello ha sido debido a que la jornada diaria nunca ha bajado de las 9 ò 10 horas diarias, que en el salario mensual iban incluidas las pagas extraordinarias y que muchas empresas no cumplían con el derecho a vacaciones que todo trabajador tiene, así como el pago sobre día trabajado, cuando legalmente está recogido que se ha de pagar por todos los dias de contrato, incluidos fines de semana y festivos.

Parte de ese dinero mensual no venía reflejado en nómina, haciéndose la aportación a la Seguridad Social y al Inem sobre el sueldo de Convenio, inferior a lo cobrado por el trabajador, con lo cual el empresario se ahorraba una cantidad importante, mientras que el obrero aceptaba, ya porque no le quedaba más remedio para poder trabajar, ya porque no preveía un futuro en el paro, ya por dejadez, que la hay y mucha por parte de la clase trabajadora.

Pero lo cierto es que ese futuro sin tanto trabajo llegó, y es ahora cuando más resalta la impunidad empresarial en las relaciones laborales. Cientos de pequeñas y medianas empresas, creadas a la alargada sombra de la subcontratación, e incluso algunas grandes, han desaparecido de la noche a la mañana o han reducido su plantilla al mínimo después de haber obtenido grandes beneficios durante esa época de bonanza. Se han multiplicado los despidos ante la bajada repentina de la carga de trabajo, sin que la mayoría de los mismos hayan sido en forma, o sea, procedentes.

Los trabajadores se han encontrado en la calle con impago de los salarios de nómina y del "negro", con despidos sin liquidación ni indemnización, sin los papeles necesarios para acudir al Inem y solicitar prestaciones. Y muchos de los que acuden a la justicia laboral ven como en los servicios de conciliación no aparece ningún representante de la empresa, si es que han podido localizarla, y que el acudir a juicio no supone el que vayan a cobrar lo que es suyo, sino que seguramente siempre será una cantidad menor (sin descontar el pago al abogado), o lo cobrará a más largo plazo si es que acaba en el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA). Todo ello sin que el empresario tenga el más mínimo problema por saltarse a la torera todo lo que en teoría son derechos adquiridos por los trabajadores y reconocidos por ley.

Si lamentable es esta situación, más lamentable es ver como, ante una crisis generada por el capitalismo, la solución planteada haya de pasar obligatoriamente por el recorte de derechos laborales, la reducción de prestaciones, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios por su crecimiento inferior o igual al del engañoso IPC, y el abaratamiento y flexibilización del despido (¡¡más de lo que ya está!!). ¿Cuándo la solución será el aumentar los impuestos sobre los beneficios de las grandes empresas y la banca? ¿Cuándo cumplirán sus propias leyes pagando más el que más tiene?

Años de Reformas Laborales y de sindicatos conchabados con el poder político y financiero nos han llevado a esta situación de indefensión. ¿Aprenderemos la lección esta vez?

CNT-AIT de Tenerife

La impunidad empresarial

Actualmente estamos viviendo un período de crisis económica que está afectando gravemente al empleo, siendo el sector de la construcción el que más está padeciendo sus consecuencias como no podía ser menos dado el crecimiento artificioso del volumen de trabajo que se produjo en toda la década anterior, alimentado sobre todo por la especulación urbanística y bancaria, pues ambas han ido unidas para aprovecharse de la demanda de viviendas mediante el alza de precios de las mismas y la bajada de tipos de interés para "compensar" tal subida y hacer caer en sus redes a un mayor número de personas.

Esa situación anterior de desmesurado crecimiento del sector de la construcción supuso la creación de miles de puestos de trabajo, de los que un escaso porcentaje podría definirse como "de calidad" (contratos indefinidos, reconocimiento de derechos laborales y sindicales, salarios superiores a los recogidos en Convenio, etc), y siendo la mayor parte de este empleo eventual, precario y caracterizado por toda una serie de trampas y chanchullos que un elevado número de trabajadores aceptó cegados por la promesa de salarios elevados.

Lo cierto es que esto último si se cumplió, pero no de la forma que realmente hubiese beneficiado al trabajador. Así, si bien un peón ha podido llegar a cobrar 1800 € al mes (e incluso más), ello ha sido debido a que la jornada diaria nunca ha bajado de las 9 ò 10 horas diarias, que en el salario mensual iban incluidas las pagas extraordinarias y que muchas empresas no cumplían con el derecho a vacaciones que todo trabajador tiene, así como el pago sobre día trabajado, cuando legalmente está recogido que se ha de pagar por todos los dias de contrato, incluidos fines de semana y festivos.

Parte de ese dinero mensual no venía reflejado en nómina, haciéndose la aportación a la Seguridad Social y al Inem sobre el sueldo de Convenio, inferior a lo cobrado por el trabajador, con lo cual el empresario se ahorraba una cantidad importante, mientras que el obrero aceptaba, ya porque no le quedaba más remedio para poder trabajar, ya porque no preveía un futuro en el paro, ya por dejadez, que la hay y mucha por parte de la clase trabajadora.

Pero lo cierto es que ese futuro sin tanto trabajo llegó, y es ahora cuando más resalta la impunidad empresarial en las relaciones laborales. Cientos de pequeñas y medianas empresas, creadas a la alargada sombra de la subcontratación, e incluso algunas grandes, han desaparecido de la noche a la mañana o han reducido su plantilla al mínimo después de haber obtenido grandes beneficios durante esa época de bonanza. Se han multiplicado los despidos ante la bajada repentina de la carga de trabajo, sin que la mayoría de los mismos hayan sido en forma, o sea, procedentes.

Los trabajadores se han encontrado en la calle con impago de los salarios de nómina y del "negro", con despidos sin liquidación ni indemnización, sin los papeles necesarios para acudir al Inem y solicitar prestaciones. Y muchos de los que acuden a la justicia laboral ven como en los servicios de conciliación no aparece ningún representante de la empresa, si es que han podido localizarla, y que el acudir a juicio no supone el que vayan a cobrar lo que es suyo, sino que seguramente siempre será una cantidad menor (sin descontar el pago al abogado), o lo cobrará a más largo plazo si es que acaba en el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA). Todo ello sin que el empresario tenga el más mínimo problema por saltarse a la torera todo lo que en teoría son derechos adquiridos por los trabajadores y reconocidos por ley.

Si lamentable es esta situación, más lamentable es ver como, ante una crisis generada por el capitalismo, la solución planteada haya de pasar obligatoriamente por el recorte de derechos laborales, la reducción de prestaciones, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios por su crecimiento inferior o igual al del engañoso IPC, y el abaratamiento y flexibilización del despido (¡¡más de lo que ya está!!). ¿Cuándo la solución será el aumentar los impuestos sobre los beneficios de las grandes empresas y la banca? ¿Cuándo cumplirán sus propias leyes pagando más el que más tiene?

Años de Reformas Laborales y de sindicatos conchabados con el poder político y financiero nos han llevado a esta situación de indefensión. ¿Aprenderemos la lección esta vez?

CNT-AIT de Tenerife

NO A LA JORNADA LABORAL DE 65 HORAS SEMANALES


CNT, hoy como ayer, exige una jornada de 30 horas semanales sin merma salarial.

A pesar de los beneficios que comportan la sana discusión y el debate, hay asuntos que no merecen que nadie les dedique tiempo. Y uno de ellos es la ampliación de la jornada laboral. Tras más de dos siglos de lucha, tras tanta sangre derramada en la conquista de unas condiciones de trabajo medio dignas, el Consejo de Ministros de Empleo de la Unión Europea no sólo debatió sobre los beneficios y perjuicios de tal medida, sino que, ni cortos ni perezosos, profundizaron sobre la conveniencia de institucionalizar la jornada laboral ¡de 65 horas!.

La propuesta, formulada por Eslovenia (país que presidió la UE el primer semestre del año), cuenta con el apoyo expreso de Reino Unido –donde la legislación laboral permite que el trabajador y el empresario negocien, al margen del convenio y por su cuenta y riesgo, la ampliación de la jornada de 48 horas (límite general actual para todos los estados miembros de la UE) hasta las 60 horas (figura conocida como ‘opt-out’)– y se prevé que los gobiernos neoconservadores de Italia, Francia y Alemania, entre otros, apoyen la iniciativa.

Con estas disposiciones manifiestas, es seguro que la propuesta saldrá adelante, con lo que quedará sometida a la aprobación del Parlamento Europeo. El ministro español, Celestino Corbacho, recordó a los eurodiputados que el próximo año se celebrarán elecciones y “tendrán que pedir el voto a los trabajadores europeos”. ¿La convocatoria electoral será el único motivo para que a los trabajadores nos reimpongan las aberrantes condiciones laborales de la Edad Media? Porque que nos obligaran a trabajar 13 horas diarias sería, nada más y nada menos, que legalizar la figura del esclavo, del siervo entregado en cuerpo y alma a la producción de réditos económicos de los que jamás disfrutaremos (entre otras cosas, porque no tendremos tiempo).

La necesidad de asegurar la competitividad empresarial destaca como argumento de los estados favorables a esta opción cuya ejecución, en principio, dependerá de los gobiernos estatales. Pero dentro de no mucho tiempo, cuando las desigualdades entre los estados se agudicen y se esgrima que la causa es la jornada laboral, ¿qué harán gobiernos como el español, que ayer se negó a apoyar esta iniciativa? Sólo un cambio de opinión ante una crisis económica creciente o la alternancia política en el Ejecutivo convertirán en realidad este inadmisible planteamiento.

Además, la posibilidad de ampliar la jornada laboral, sin que exista el menor motivo para ello, dará excusa a la patronal para rebajar los derechos y condiciones salariales: en el marco de una crisis –que deriva inevitablemente en un incremento del desempleo–, los empresarios tendrán a su disposición un arma cargada para conseguir más por menos precio (si no aceptas 13, 15 ó 18 horas diarias de trabajo, mantén a tu familia con lo que puedas), a la que hay que sumar el retraso en la edad de jubilación que sí se plantea en España.

Esta iniciativa, además, no sólo atenta contra la conquista histórica de los derechos de los trabajadores. También contra la esencia del ser humano, porque borra de un plumazo la posibilidad de dedicar tiempo a la formación, al ocio, a la vida personal y familiar... ¿Será otra vía para crear votantes consumistas e ignorantes? Se nos reduce, una vez más, a máquinas de producir para otros.

Pero desde CNT no lo vamos a consentir. Y seguiremos luchando por una jornada laboral de 30 horas.



FINALIZADO EL CONFLICTO CON "LA ESTRELLA S.L."

El Sindicato de Oficios Varios de Salamanca, ha informado que el conflicto con la empresa "La Estrella S.L. ha concluído.

CNT de Salamanca

CNT en la concentración contra la Privatización de la Enseñanza Infantil

No había comenzado el nuevo curso escolar, y ya volvimos a movilizarnos los trabajadores/as de la enseñanza y otros afectados para luchar contra la regresión sufrida por las escuelas infantiles.

Allí estuvo el Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de la CNT-Madrid junto a otros compañeros/as de dicha Federación Local de Sindicatos.

No tuvo grandes emociones la concentración del pasado día 10 de septiembre frente a la Consejería de Educación, comandada por la fundamentalista de lo privado=beneficio económico, Lucía Figar.

Los ingredientes fueron los siguientes:

  • unas/os mil manifestantes, no tan combativos y salados como en otras ocasiones.
  • sindicalistas sosos y subvencionados compartiendo anécdotas vacacionales (como si no estuvieran permanentemente de vacaciones...).
  • señores de azul y pistola en cantidades sustanciosas, muy profesionales, abogando por el orden a empujones ejerciendo de fornido alumno abusón de toda la “chavalería” que allí se congregaba: la pimienta de toda concentración.

Poco más. Allí estuvimos desde las 18 hasta las 20 horas, con ganas de que este no sea más que el inicio de un otoño caliente, esperando que las bases, los trabajadores/as, tomen la palabra, que las protestas del final del curso pasado vuelvan a resurgir para tomar las calles pero con su propia voz, y para ello deben tomar los derroteros del asamblearismo. Algún digno ejemplo ya hay. Que la ética nos dé la dignidad para luchar con la cabeza bien alta. No dejes que nadie te diga lo que tienes que hacer, decir o pensar. Delegando tu responsabilidad a otras personas nunca lograremos cambiar nada. (Leer Panfleto )

Contra el delegacionismo, asambleas y acción directa

Si nadie trabaja por ti, que nadie decida por ti


Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT-AIT Madrid

SGAE vs CNT (LES BAILAREMOS LA CALLE)

18 de NOVIEMBRE, COMIENZA EL JUICIO: ¡OS SEGUIMOS BAILANDO LA CALLE!

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha demandado a la Confederación Nacional del Trabajo, por una supuesta INTROMISIÓN ILEGÍTIMA EN EL HONOR DE LA DEMANDANTE.

El origen de la demanda está en un comunicado del Sindicato de Artes Gráficas de Madrid, publicado en la página web de la Confederación; dicho comunicado se hizo público en solidaridad con el portal de internet Alasbarricadas.org, que había sido demandado, a su vez, por la propia SGAE.

Consideramos la demanda un acto contra la libertad de expresión, y un ataque a la CNT en su conjunto, y responderemos adecuadamente.
Aprovechamos la ocasión para manifestarnos en contra de ese proyectado canon digital, que no se ha atrevido aún a implantar el PSOE (por interés electoralista) y al que el PP se opone en estos momentos por ese mismo interés; al fin y al cabo, son dos caras de la misma moneda. Nos oponemos rotundamente a la voracidad recaudatoria de la SGAE ayudada por sus cómplices en el mundo de la política. Combatimos al capitalismo y a todas sus formas de poder, que intentan hacer de la cultura y la libertad mera mercancía con la cual comerciar. Que tenga cuidado, porque –según el viejo dicho popular– la avaricia rompe el saco.

+ info.

COMIENZA LA HUELGA INDEFINIDA DEL PERSONAL DE MANENIMIENTO DE LA U.P.O. (SEVILLA)

El Personal de Mantenimiento de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, organizados en el sindicato CNT han convocado una huelga indefinida a partir de esta noche, 15 de Septiembre, tras la negativa de la empresa ISOLUX CORSÁN a negociar una mejora sustancial de las condiciones laborales del colectivo.

El sindicato CNT y el colectivo de trabajadores de mantenimiento de la Universidad Pablo de Olavide han convocado esta huelga indefinida, tras llevarse a cabo durante todo el mes de agosto y las dos primeras semanas del mes de septiembre paros parciales, reclamando el mejoras laborales y salariales; y donde la actitud de la empresa ha sido de total menosprecio hacia los trabajadores.

Tras el acuerdo histórico de las limpiadoras de la UPO, de nuevo en el centro universitario se vuelve a una nueva protesta laboral del personal subcontratado por el centro, y donde ya se han mantenido reuniones con el equipo de gobierno para que actúe como mediador en el conflicto.

Tabla reivindicativa:

  1. Clasificación de categorías.
  2. Formación Profesional.
  3. Plus Transporte UPO
  4. Plus de Peligrosidad.
  5. Contratos Indefinidos a Tiempo Completo para toda la plantilla.
  6. Jornada Intensiva en verano.
  7. Complemento Personal Libre.

CNT de Sevilla

Zaragoza Expo 2008, una sangría intolerable

A punto está de clausurarse la Exposición Internacional de Zaragoza, que dio comienzo el día 14 del pasado mes de junio. Llegados a este punto, desde la CNT de Zaragoza consideramos necesario hacer un balance de las condiciones laborales que ha acarreado el macroevento, tanto antes de su celebración, como durante ésta.

Sólo en el periodo de construcción, se produjeron más de doscientos accidentes laborales, cifra que ha ido creciendo a lo largo de la celebración del evento hasta superar los trescientos. De todos ellos, tres han sido mortales. Sin embargo, en un alarde de cinismo propio de quien ve en el dinero algo más importante que la vida ajena, la organización reniega de su responsabilidad sobre dos de estos tres accidentes, uno producido en 2006 y otro en febrero de este año. La Expo no asume la muerte de Freddy Arenas porque falleció en una planta de hormigonado pretendidamente ajena al propio evento… ¡pero la planta estaba dentro del recinto! Tampoco se responsabiliza de la de Felipe Vargas, que cayó de un quinto piso colocando un premarco en la Villa Expo, esta vez por lo contrario, es decir, “por encontrarse fuera del recinto Expo”.

En cualquier caso, el lenguaje empleado en los comunicados de Expoagua y la Oficina Técnica Sindical Expo 2008, entidad constituida por CCOO y UGT en connivencia con patronal y Ayuntamiento, ha sido y es perverso. Hablan de “sólo X accidentes en un plazo X de tiempo”. ¿Cuál sería la escala para hablar de ese “sólo”? Resulta sangrante hablar de “éxito en la prevención”, máxime cuando la tasa de siniestralidad de la Expo no es precisamente baja. A los datos aportados nos remitimos.

A lo largo de todo este tiempo, se han oído expresiones como “se ha producido un accidente fortuito”. La base de la prevención de riesgos laborales es asumir que ningún accidente laboral es fortuito. Son siempre cadenas fatales de acontecimientos que van desde la mala información al trabajador hasta el mal estado de los Equipos de Protección Individual. En este sentido, las irregularidades verificadas superan ampliamente las 7000, contándose por cientos las denuncias contra la Expo recibidas por Inspección de Trabajo.

Llegamos así al mes de agosto con otra muerte más en el haber de Expoagua, en la que se repite el proceder antiobrero de CCOO y UGT: en el caso del técnico Héctor Grande, responsabilizaron al trabajador y sembraron la duda sobre su profesionalidad. Es habitual oir comentarios acerca de la desatención a la normativa, pero, parafraseando una carta escrita por un compañero del fallecido, “¿cómo atiendo una normativa que me pide que emplee, por ejemplo, un arnés, donde no hay líneas de vida? ¿cómo evito un “acceso” provisional que se convierte en mi ruta diaria?”

Hemos tenido razones para oponernos a la Expo antes y durante su celebración. El balance final nos obliga a mantener dicha postura. Consideramos que el modelo laboral que acarrea esta “cultura del macroevento”, propia de mentalidades megalómanas, es una amenaza contra la salud pública de los trabajadores.

La Expo no es ni ha sido esa celebración amable que nos han vendido los políticos locales. La Expo no debiera ser motivo de alegría para ningún trabajador de la ciudad de Zaragoza, puesto que sólo ha servido para enriquecer a quienes ya eran ricos: empresarios que han podido lucrarse y obtener réditos económicos de la muestra, que en modo alguno veremos nosotros.

Por contra, lo descomunal del proyecto y las prisas por acabarlo a tiempo han conducido a la patronal a forzar a los trabajadores para trabajar cada vez más deprisa y en peores condiciones, provocando riesgos evidentes para la salud, e incluso la vida, de éstos. A eso, nosotros lo llamamos terrorismo patronal. Frente a esto, no cabe más que la organización y la lucha obrera. Sólo entendiendo que nuestros intereses más inmediatos (como preservar la propia salud) están reñidos con los de empresarios y políticos, podremos ser fuertes para evitar que se produzcan sangrías laborales como la Expo 2008.

Secretaría de Prensa, Propaganda y Cultura de la CNT de Zaragoza.


http://www.cnt.es/aragon


Conflicto en informática de la Consellaria­ de Educación de la Xunta de Galicia

Informáticos de la Consellarí­a de Educación integrantes de la Secc. Sindical SIEGA de la CNT queremos exponer nuestra versión de los hechos acontecidos con nuestro despido y hacer un análisis de la situación actual en la subdirección de sistemas informáticos de la Consellarí­a de Educación.

Nuestra situación:

http://www.cntgaliza.org/files/SeccSindicalSiegaWeb.jpgNosotros éramos informáticos subcontratados por la Consellarí­a de Educación a través de la cadena de subcontratación empresarial formada por las empresas IECISA (Informática del Corte Inglés S.A.) y SERMICRO (empresa perteneciente al grupo ACS). Llevábamos trabajando varios años en las instalaciones de la Xunta en San Caetano (Santiago de Compostela)... y también luchando ya que formamos parte de la Sección Sindical de CNT a través de la que conseguimos varias mejoras laborales en los últimos tiempos.

El pasado julio recibimos de la empresa SERMICRO, con los 15 dí­as de antelación correspondientes, una carta de despido argumentando un fin de obra. Al mismo tiempo se nos tranquilizaba diciéndonos que se trataba de un proceso normal en la empresa y que pronto tendrí­amos otro contrato para firmar. Nosotros pusimos los hechos en conocimiento de la Consellarí­a y pedimos también explicaciones a IECISA. Tras varias reuniones entre Consellarí­a y empresas, todos coincidieron en que no iba a pasar nada, que era un proceso normal y que estuviésemos tranquilos que íbamos a tener un nuevo contrato. Pasaron los dí­as y, en vista de que el prometido contrato no aparecí­a, nos decidimos a tomar medidas y así­ denunciamos a la Xunta por cesión ilegal de trabajadores. Finalmente, el dí­a 11 de agosto se hizo efectivo nuestro despido y dí­as más tarde presentamos la correspondiente denuncia por este hecho consumado.

En resumen, los cuatro trabajadores afectados presentamos 2 denuncias: la de cesión y la de despido, fusionándose las dos en un único juício donde se determinará¡ en primer lugar si hay cesión y despues el tipo de despido realizado. Si este es declarado nulo nos tendrí­an que readmitir como persoal laboral fijo de la Xunta de Galicia, o bien, si es declarado improcedente serí­a la Xunta quien decide si nos quiere readmitir o indennizar.

Situación en informática de la Consellarí­a de Educación

El servicio de informática se encuentra desde hace años totalmente privatizado, siendo la mayorí­a de los trabajadores subcontratados y, a nuestro entender, en clara situación de cesión ilegal de trabajadores. La Xunta lleva años con esta política y evita sacar plazas de informática a oposición pública, por lo que continúa constante el enriquecimiento de empresas privadas con dinero público. En nuestra opinión esto es, por lo menos, una situación poco ética.

Por otro lado, los informáticos de la Consellarí­a nos sentimos involucrados en un proceso de precarización de nuestro trabajo y de nuestras condiciones laborales.

Estábamos acostumbrados al maltrato empresarial con la indiferencia de la Xunta, pero de un tiempo a esta parte comenzó a cambiar la situación. Así­, vemos como la Consellarí­a paralizó cursos de formación, como hubo polémicas con los horarios, como aumenta la carga de trabajo y como salen concursos con circunstancias a tener en cuenta, como por ejemplo el último ([id: 10383] DOG 04-09-2008):

  • Rebaja de las categorías profesionales que se piden
  • Valoración en exclusiva de la titulación de todo el curriculum vitae
  • Ampliación de horarios laborales
  • Posibilidad real de externalización de trabajadores

Todas estas rebajas laborales vienen acompañadas de un curioso aumento del presupuesto en el concurso y se realizan de forma poco transparente de cara a los trabajadores y trabajadoras, que las van a sufrir. En definitiva, unas condiciones que pensamos que solo favorecen a las empresas.

La solución ideal

Para nosotros, la manera de hacer bien las cosas pasarí­a porque el servicio informático fuese público y se desmontaran los lucrativos “chiringuitos” que precarizan nuestro trabajo.

Para conseguirlo vemos dos opciones:

  1. que la Xunta ofertase las plazas correspondientes, cosa que vemos muy poco probable en vista de los datos comentados anteriormente.
  2. que los propios trabajadores tramitásemos las correspondientes denuncias de cesión y consiguiéramos el objetivo de ser personal laboral fijo. Esto, obligarí­a a la Xunta a sacar estas plazas a oposición en el plazo de un ano según establece la legislación vigente.

Seguiremos informando.


Sección de CNT del servicio de informática en la Xunta de Galicia

Readmisión inmediata de David

La empresa de limpiezas "La Estrella SL" de Salamanca, ha despedido a David en un claro acto de represión sindical El Jueves 28 David acompañado de varios compañeros del Sindicato presentó a la empresa "La Estrella SL" una tabla reivindicativa (http://salamanca.cnt.es/archive/2008/08/27/TABLA_REIVINDICATIVA), al día siguiente la empresa hacía efectivo el despido y se lo comunicaba al compañero por burófax el sábado día 30. La empresa reconocía la improcedencia del despido y alegaba no requerir ya de los servicios para los que el trabajador fue contratado. Si tenemos en cuenta que David fue contratado para sutituir a dos trabajadores que cogían sendas vacaciones los meses de Agosto y Septiembre es difícil de creer que la empresa no necesite a este trabajador hasta, al menos, el día 30 de Septiembre; pero si aún quedan dudas, se pueden despejar fácilmente si tenemos en cuenta que la empresa a requerido de un trabajador prejubilado para suplir las deficiencias causadas por este despido.

Desde el Sindicato hemos iniciado ya los trámites legales para conseguir la nulidad del despido, que a simple vista es evidente. Hemos intentado reunirnos con la empresa aprovechando la "firma" del finiquito, pero tanto el encargado como el jefazo no se dignaron a estar presentes. En cualquier caso mantenemos la reunión fijada con la empresa para el lunes día 8, donde esperamos se proceda a la nulidad del despido y por tanto la readmisión y a la negociación de la tabla reivindicativa. Por otro lado desde el Sindicato vamos a iniciar los trámites legales oportunos para denunciar a la empresa por facilitar el número de teléfono privado de David para intentar amedrentarle y conseguir que cese en su lucha. Pero la empresa está lejos de conseguirlo, porque se ha enfrentado con la CNT. No vamos a permitir que se cometan abusos impunemente contra los trabajadores.

READMISIÓN INMEDIATA DE DAVID
CUMPLIMIENTO DE LA TABLA REIVINDICATIVA